Almería Trending: Entrevista a Manu Muñoz

Hoy entrevistamos a Manu Muñoz, pintor afincado en Cabo de Gata y que inició su labor creativa en el mundo del graffiti. Uno de los pintores “modernos” de nuestra provincia quizás más reconocido tanto por sus magníficas obras como por su cercanía social.

 

Ha realizado numerosas exposiciones, colectivas e individuales, dentro y fuera de España, desde Bélgica, Estados Unidos, Alemania, Inglaterra hasta Japón han sido algunos de los países donde han llegado sus obras. Galardonado con algunos premios locales y nacionales tales como Certamen de Jóvenes Creadores de los Países Mediterráneos, Premio Andalucía Joven de Artes Plásticas o el Certamen Pedro Gilabert… sigue plenamente activo desde su estudio en Cabo de Gata.

 

Hoy queremos conocerlo un poco mejor y compartimos con el esta entrevista.

 

¿Cuándo pasa la pintura de ser una devoción a una profesión?

En mi caso nació como por instinto, una especie de enamoramiento salvaje e inconsciente. Sin pretenderlo me vi exponiendo y vendiendo mis obras cuando aún era bastante joven como para entenderlo. El caso es que cuando me vine a dar cuenta ya tenía un taller lleno de cuadros, amigos pintores que molaban un montón y la certeza de que me quería dedicar a eso al precio que fuera necesario. Creo que si no hay una devoción y entrega total en lo que haces es mejor que cambies de rumbo porque, al menos en el caso de la pintura, es estrictamente necesario. La profesionalidad viene cuando las exigencias externas al hecho de crear te obligan a ello. Pintar, pienso, es un acto demasiado animal y primitivo como para ser una “profesión” propiamente dicha.

 

¿Qué técnicas empleas y como comienzas un cuadro?

Pues a veces parto de una idea, de un color, de un olor o de algo que he leído…nunca sé por qué exactamente. Tras ese principio busco imágenes, información sobre los elementos que la van a componer, miro fotos etc… Este proceso es bastante enriquecedor, porque termino leyendo y aprendiendo sobre batallas, aves, indumentaria militar o cualquier cosa que ni me imaginaba. Quizá sea la parte más interesante del proceso creativo. Tras eso suelo componer una serie de bocetos previos, generalmente con algún software de edición gráfica -hace años que no cojo un lápiz para dibujar- luego paso el archivo a la tablet, lo dibujo en el lienzo y lo trabajo con diferentes técnicas. Últimamente trabajo con acrílicos a pincel, en aerosol o en rotulador, dependiendo de los requerimientos de cada obra.

 

¿Cuánto tiempo puedes dedicarle a una obra?

Sería difícil calcular el tiempo real de trabajo en cada obra, pero quizá una media de diez días entre la elaboración de bocetos y la ejecución.

¿En qué inspiras para tu trabajo?

Pues como he dicho antes las fuentes de inspiración pueden ser tantas y tan diferentes que no sabría decirte solo algunas. Sería más fácil decir qué no me inspira.

 

¿Cuáles son tus artistas que más admiras y de cuáles piensas que puedes haber recibido alguna influencia?

Si es un artista, lo admiro seguro. Durante los veintitantos años que llevo en esto me he dejado influenciar -como forma de aprendizaje entiendo- por muchos pintores como Barceló, Sicilia, Lautrec, Soutine, mis queridos Ginés Cervantes y Paco Capuleto, Javier Huecas… …la fotografía de Jose María Mellado también me despertó una forma nueva de mirar y construir los espacios. Actualmente estoy muy metido en un baile con los clásicos, Caravaggio, Rubens y la escuela flamenca… …digamos que comencé por el postre y ahora estoy en el primer plato. ¿Inusual? Pues sí.

 

¿Cómo ves la pintura actualmente en Almería?

No me gusta ser pesimista, pero no me queda otra. Creo que salvo algunos casos como María Acuyo y Aurora Rumí pocas son las caras nuevas que han aparecido – de forma notable- en el panorama pictórico de los últimos quince o veinte años. Seguro que hay gente muy joven y con mucho talento pero quizá lo estén desarrollando en otros campos como el vídeo, el diseño gráfico o las pistas de baile…yo que sé. Quiero pensar que están haciendo otras cosas y que el hastío y la desgana no han consumido su energía.

 

¿Cuál es al apoyo y atención, que a tu juicio, deberían tener los artistas locales?

Creo que lo más lógico sería que hubiera un tejido cultural sólido y de calidad. Esto, en teoría, ya sería una buena base. A partir de ahí se podrían gestar muchos proyectos, reactivar los casi moribundos espacios expositivos y se incentivaría la producción artística, pero desafortunadamente esto es casi utópico. La cultura no interesa por las razones que todos los que queremos saber sabemos, fundamentalmente porque un pueblo culto sería bastante difícil de manipular. Para que te hagas una leve idea del apoyo que recibimos los artistas actualmente te contaré una anécdota. Hace unos días descubrí que a mi amigo, el escritor Juan Manuel Gil, y a mí nos habían bloqueado en la cuenta de Twitter de Luis Rogelio Rodriguez Comendador sin haber tenido ni el más mínimo incidente previo. No me preguntes por qué. Realmente me importa bien poco el hecho en sí, pero creo que deja bastante claro cuál es su postura. Afortunadamente no vivo esperando ayuda divina y muchos menos institucional, llevo muchos años dedicándome a esto y créeme que ya he entendido que esta “guerra” la tengo que ganar como he ganado todas las batallas hasta ahora: esfuerzo, trabajo, honestidad y profesionalidad, todo ello con el apoyo de mi familia, un puñado de amigos excelentes y las galerías con las que he trabajado.

 

¿Cuál crees que es la verdadera revolución que internet ha supuesto para el arte y para los artistas?

Pues creo que la misma que para cualquiera que haya probado esta “nueva droga”, con el añadido de que ahora es muy rápido y sencillo llegar con tu trabajo a personas de cualquier parte del planeta y que la información te llegue casi en tiempo real. A mí personalmente me parece una maravilla y me siento bastante afortunado de vivir en esta época y poder disfrutar de ello. Probablemente solo estemos en un primer episodio y dentro de doscientos años esto sea algo insignificante comparado con lo que por entonces se esté desarrollando. Creo que las posibilidades son infinitas y que esta forma tan vertiginosa con la que vuela la información y la manera en que se comparte va a dar lugar a que la evolución sea aún más rápida, al menos en un sentido tecnológico, aunque por otra parte creo que nada sustituirá a la experiencia de observar el trabajo de un artista colgado en la pared de su taller o de un museo, como nunca una página web de contenido sexual sustituirá a una relación sexual real. Esto es lo que hace grande al arte y al sexo.

 

¿Puedes hablarnos de tus proyectos actuales y ofrecernos un adelanto de los futuros?

Pues ahora mismo acabo de terminar con “On tiger’s back” en Almería y estoy básicamente pensando y haciendo nuevos bocetos. No me gusta marcarme líneas de trabajo demasiado definidas en tiempo y forma porque pueden terminar siendo una limitación, aunque si tengo claro algunos conceptos que quiero que estén presentes. En cuanto a proyectos futuros ando como siempre, haciendo nuevos contactos, llamando al timbre, moviendo mi obra… …en definitiva abierto a cualquier propuesta seria que se presente, sea aquí o al otro lado del Atlántico. Mentiría si dijera que no me apetece volver a exponer en Estados Unidos, aunque algo que siempre pienso es que no importa dónde sino qué, o sea, que lo más importante es el trabajo a mostrar y no tanto el lugar. En cualquier sitio puede haber alguien que se emocione viendo una obra mía y eso ya es motivo suficiente para estar allí.

 
Fuente: Almería Trending